Guía sobre los tipos de batería que existen en el mercado, características, mantenimiento y cómo saber la que necesita tu moto.

 

Es fundamental tener unas nociones básicas sobre los tipos de batería que existen en el mercado y elegir la apropiada para tu moto. También es necesario saber qué cuidados y mantenimiento requiere.

Las baterías han ido evolucionando a largo del tiempo y ahora existen baterías que ofrecen un gran rendimiento y larga duración con apenas mantenimiento. Pero conviven con las tradicionales baterías de ácido que ofrecen buen resultado y son más económicas.

En la actualidad existen básicamente tres tipos de batería:

 

  • Baterías de ácido:

Son las tradicionales de ácido líquido. Dispone de unos depósitos donde introducir el electrolito, compuesto de ácido sulfúrico y agua destilada que reaccionan con las placas de plomo.

Son las más peligrosas para el uso en motos de campo para el medio ambiente por contener plomo y para la moto en caso de derrame porque el ácido es muy corrosivo. Al ser ácido líquido siempre deben recargarse en posición vertical.

La mayor ventaja es que son las más económicas.

 

Mantenimiento:

Requiere un mantenimiento, aproximadamente cada 5.000 kilómetros o seis meses se debe comprobar el nivel de electrolito. Siempre se debe reponer con agua destilada, nunca con agua del grifo porque tiene minerales que pueden interferir en la reacción química entre el agua y el ácido producido mediante la placa de plomo. El nivel debe cubrir las placas dejando espacio para la expulsión de gases. Para el proceso se deben extremar las precauciones porque el ácido es muy corrosivo.

  • Baterías de ácido selladas:

Son iguales que las anteriores pero se carga el ácido sólo una vez. Una vez tapada ya no se debe abrir ni tampoco recargar con agua destilada.

No requieren mantenimiento.

  • Baterías de gel:

 

Son baterías selladas en su fabricación por lo que son más seguras.

Se evitan derrames porque el ácido no está en estado líquido. El ácido está mezclado con unos aditivos de sílice que lo mantienen en estado de gel.

Al ser hermética y tener el electrolito inmóvil se puede recargar en cualquier posición sin peligro.

Más caras que las baterías de ácido líquido, su carga es más duradera.

No requieren mantenimiento.

  • Baterías con tecnología AGM.

Son de ácido o de gel, pero en este caso el ácido permanece inmóvil ya que aparece absorbido por mallas de fibra de vidrio que rodean las placas de plomo. Las de gel vienen selladas de fábrica.

 No requieren mantenimiento.

  • Baterías de litio:

Son las que ofrecen el mejor rendimiento y mejor capacidad de arranque.

Necesitan unos cargadores específicos.

Son las más ligeras y de menor tamaño que las de plomo.

Son más resistentes y duraderas.

Son más respetuosas con el medio ambiente porque no contienen metales como el plomo o el cadmio ni existe riesgo de derrame.

Son más seguras.

Las más duraderas.

También son las más caras.

Son las más caras.

Mantenimiento:

Apenas requieren de mantenimiento. Como cualquier batería de litio es conveniente no dejarla sin uso durante mucho tiempo ni dejar que se descargue del todo.

Ahora ya conoces todos los tipos de batería que puedes encontrar en el mercado actualmente, las mejores, sin duda, son las de litio, por rendimiento, ligereza, durabilidad y seguridad, por lo que son las más indicadas para competición.

Lo que sí es fundamental cuando vayas a comprar una batería para tu moto o quad es la referencia que te recomienda el fabricante para tu modelo de moto, independientemente del tipo de batería que sea.