Moremoto Racing ha abordado este año un valiente proyecto de patrocinio, plasmado en la firma de acuerdos con nada menos que cinco pilotos, Mario Román, Iker Larrañaga, Unai Aguiló, Elías Escandell, y Oriol Oliver, todos los cuales vienen luciendo los colores de la empresa a lo largo de la presente campaña y a quienes ahora se une la polifacética Sandra Gómez, que recibirá igualmente el apoyo de Moremoto.

Aunque la temporada se encuentra ya muy avanzada, Sandra, con su particular perfil de piloto multi disciplinar, tiene todavía importantes retos por delante, el primero de ellos, el Trial de las Naciones, que disputa este próximo fin de semana en Ibiza como miembro del equipo español femenino. Después viajará a Solsona, donde afrontará una exigente prueba del WESS, para, seguidamente, tomar parte en el Elgoibar-Xtreme, puntuable para la Copa de España de Hard Enduro. Y ya en noviembre, del 11 al 16, también la veremos en los Seis Días de Enduro de Portugal, haciendo equipo con Laia Sanz y Mireia Badia dentro del Women´s World Trophy.

«Estoy muy ilusionada–explica la madrileña– con este nuevo proyecto, que me va a aportar mucho en términos de imagen y del que ambas partes podemos sacar buen provecho. Moremoto quiere acercar el piloto a la gente que justamente compra los productos, equipamiento, etc., que nosotros usamos y eso me parece una idea estupenda. El hecho, además, de que el aficionado pueda estar perfectamente al día de mi actividad para mí resulta muy importante y, desde luego, el sumarme a las filas de un equipo en el que militan pilotos de la talla de Mario Román o Iker Larrañaga y que por ello ya es todo un referente, me llena de satisfacción».  

Por su lado, David Esteban, Director de Moremoto Racing, está igualmente convencido de que el acuerdo resultará beneficioso tanto para su marca como para la propia Sandra: «hace meses empecé a trabajar en la idea de esponsorizar a una mujer y, aunque conocía de oídas a Sandra, la verdad es que no sabía demasiado sobre ella. Pero el pasado mes de julio, cuando acudí al enduro extremo de Gordexola, me llamó la atención cómo la animaba el público en carrera y fue entonces cuando decidí que debería incluirla en nuestras filas. Por suerte, ella tenía, a través de otros pilotos con los que trabajamos, buenas referencias nuestras, así que tampoco dudó que la decisión de unirse a Moremoto sería acertada».